Servicio Católico


Vaya al Contenido

Menu Principal:


Especial Cuaresma

El Domingo

EL SACRAMENTO DEL RETORNO
¡Es hora de volver a la casa del Padre y acogernos a su infinita
misericordia! In aeternum misericordia Eius es el lema de mi
ministerio episcopal. No encuentro palabras más adecuadas y
gozosas para dirigirme a todos vosotros, sacerdotes y fieles, ante la
ya inminente Cuaresma, tiempo fuerte de gracia y de perdón.
Nuestra sociedad ha experimentado ya suficientemente que la huida
de la casa del Padre no ha supuesto el descubrimiento de un paraíso
de libertad y felicidad sino el encuentro con el dolor de la
insatisfacción. Es lógico que así sea, porque un hijo, sobre todo si es
pequeño y débil, no puede encontrar la felicidad más allá del amor y
de la compañía de su padre.
Nadie piense que no necesita convertirse
Nadie piense que no necesita convertirse: sería el modo más simple
y fatal de hacer vana la acción y el misterio de Cristo, quien no vino
para los sanos, sino para quien sabe reconocerse enfermo y
necesitado. “No necesitan médico los que están sanos, sino los que
están mal. No he venido llamar a conversión a justos sino a
pecadores” (Lc. 5, 31-32).
Diálogos de Pasión
José Luís Martín Descalzo

Administrador y webmaster:Arturo Martínez | info@serviciocatolico.com

Regreso al contenido | Regreso al menu principal