Servicio Católico


Vaya al Contenido

Menu Principal:


Especial Navidad

El Domingo

Novena de Navidad
Día 16
Oh Sabiduría,
que brotaste de los labios del Altísimo,
abarcando del uno al otro confín
y ordenándolo todo con firmeza y suavidad,
ven y muéstranos el camino de la salvación.
Día 17
Oh Adonai, Pastor de la casa de Israel,
que te apareciste a Moisés en la zarza ardiente
y en el Sinaí le diste tu ley,
ven a librarnos con el poder tu brazo
Día 18
Oh Renuevo del tronco de Jesé,
que te alzas como un signo para los pueblos,
ante quien los reyes enmudecen
y cuyo auxilio imploran las naciones,
ven librarnos, no tardes más.
Día 19
Oh Llave de David y Cetro de la casa de Israel,
que abres y nadie puede cerrar,
cierras y nadie puede abrir,
ven y libra a los cautivos
que viven en tinieblas y en sombra de muerte.
Día 20
Oh Sol que naces de lo alto,
Resplandor de la luz eterna,
Sol de justicia,
ven ahora a iluminar a los que viven en tinieblas
y en sombra de muerte.
Día 21
Oh Rey de la naciones y deseado de los pueblos,
Piedra angular de la Iglesia,
que haces de dos pueblos uno solo,
ven y salva al hombre que formaste del barro y la tierra
Día 22
Oh Emmanuel, rey y legislador nuestro,
esperanza de las naciones y salvador de los pueblos,
ven a salvarnos, Señor Dios nuestro
Día 23 Se ha cumplido ya todo lo que el ángel dijo de la Virgen María
Día 24
Ven, Señor Jesús, aurora resplandeciente y, con tu nacimiento,
ilumina las tinieblas de todos los hombres
La verdadera Navidad
EL ÁRBOL DE NAVIDAD
SU ORIGEN Y SENTIDO CRISTIANO
“En las próximas semanas el árbol de Navidad será motivo de
alegría […] Su forma en punta, su color verde y las luces de sus
ramas son símbolos de vida. Además, nos remiten al misterio de la
Nochebuena. Cristo, el Hijo de Dios, trae al mundo oscuro, frío y no
redimido, al que viene a nacer, una nueva esperanza y un nuevo
esplendor. Si el hombre se deja tocar e iluminar por el esplendor de
la verdad viva que es Cristo, experimentará una paz interior en su
corazón y será constructor de paz en una sociedad que tiene mucha
nostalgia de reconciliación y redención” (Benedicto XVI, Audiencia,
12 de diciembre de 2008).
Emmanuel se escribe con dos “m” y se grita con
dos “a”
Corazón contemplativo
Cumpleaños de un amigo
Navidad:Jesús con nosotros
Estamos muy lejos de la Primera Navidad
Villancicos: origen, historia y curiosidades

Administrador y webmaster:Arturo Martínez | info@serviciocatolico.com

Regreso al contenido | Regreso al menu principal