ADVIENTO

 

Con el Tiempo de Adviento la Iglesia inicia un nuevo Año Litúrgico.
Adviento es el tiempo de la espera y de la esperanza.
Esperó el pueblo de Israel al Mesías.
Esperaron los profetas anunciando al Mesías.
Esperó Juan el Bautista, predicando la conversión.
Esperó la Virgen María, en el silencio del misterio.
Espera la Iglesia poder celebrar el "Hoy" de la Natividad del Señor.
Espera la Iglesia peregrina el encuentro definitivo con el Señor.

 

Adviento es el tiempo de suplicar que venga hoy el Esperado a liberamos de la Esclavitudes.
Adviento es el tiempo de sentirnos incapaces de salvarnos por nosotros mismos.
Adviento es el tiempo en que la Iglesia permanece en vigilia y con la lámpara encendida en espera de la llegada del Esposo.
Adviento es el tiempo de abrir el corazón a la gozosa esperanza.
Adviento es el tiempo privilegiado de las promesas y de las realidades.
Adviento es el tiempo de la escucha de las profecías.
Adviento es el tiempo de salir gozosos al encuentro del Señor.
Adviento es el tiempo de preparar los caminos al Señor cercano.
Adviento es el tiempo que nos invita a mirar animosos el porvenir