PREGÓN DE NAVIDAD


Una adaptación de la antigua "KALENDA" de Navidad puede usarse en Liturgia de la Navidad como solemne anuncio de la venida del Señor.

Se puede recitar o cantar al principio de la Vísperas o como Monición Inicial de 1a MISA DE MEDlANOCHE.

* Después del Saludo al pueblo, el celebrante dice:

Hermanos queridísimos:

En este día de NAVIDAD resuena el gran anuncio de los Angeles, hay repetido por Ia Iglesia en todo el mundo: "Gloria a Dios en lo alto del cielo, paz en la tierra a los hombres que Dios ama. Venid, adoramos al Salvador¡".

Jesucristo es el centro del cosmos y de la historia,. Era el esperado de toda la humanidacd. Por esto recordamos la Historia de esta espera: El anuncio de este suceso de salvación.

* Entonces el Diácono, o un buen lector o cantor  o el mismo Celebrante dice:

Habían pasado millones de años desde que Dios quiso crear de la nada el cielo y la tierra.

Habían transcurrido muchos siglo desde que la luz y la vida fueron suscitados por el poder de Dios, y la tierra se llenó de árboles y plantas, los mares de peces, el aire de pájaros, los bosques de animales.

Después incluso de muchos siglos, Dios creó al hombre a su imagen y semejanza, sopló sobre él el espíritu de la vida, y después de la desobediencia y del pecado prometió la venida de un Salvador.

Dos mil años después de que nuestro padre Abraham salió de su país de Hur de Caldea, para llegar a la tierra prometida como primicia del pueblo elegido.

Quince siglos después de la liberación del pueblo de Israel, cuando Dios lo hizo salir de Egipto, atravesando admirablemente el Mar Rojo y a lo largo del desierto lo condujo a la Tierra Prometida.

Mil años después de la unción real de David, el pastor humilde, elegido por Dios e indicado por el profeta Samuel para ser Rey del pueblo de la Promesa y antepasado del Meslas y Pastor de Israel.

Después de años de larga espera y destierro, cuando Dios mandaba profetos a su pueblo para mantener despierta la esperanza en las promesas de un Mesías que debía liberar a Israel del yugo de sus opresores.

En la ciento noventa y cuatro Olimpiada de Grecia, en el año setecientos cincuenta y dos de la fundación de Roma, el año cuarenta y dos del reinado del emperador Octavio Cesar Augusto, cuando una inmensa paz reinaba sobre todo la tierra:

JESUCRISTO, El DIOS ETERNO, E HIJO DEL ETERNO PADRE, QUISO CONSAGRAR EL MUNDO CON SU MISERICORDIOSA VENIDA.

ANUNCIADO POR GABRIEL EL ARCANGEL, CONCEBIDO POR OBRA DEL ESPIRITU SANTO, NACIÓ EN BELEN DE JUDA, HECHO HOMBRE DE LA VIRGEN MARIA.

ESTA ES LA NAVIDAD DE NUESTRO SEÑOR JCSUCRISTO SEGUN LA CARNE. VENID, ADOREMOS AL SALVADOR. EL ES EL ENMANUEL,EL DIOS CON NOSOTROS.

* A continuación el celebrante entona el GLORIA: