Claves para evitar el descenso de la natalidad

Patricia Núñez de Arenas / hacerfamilia.com

 

 

La estabilidad familiar y el aumento de la natalidadLa natalidad en España ha descendido progresivamente en los últimos años hasta alcanzar cifras alarmantemente bajas. Ahora, con motivo de la V Lección Anual de Familia organizada por The Family Watch, se ha hecho un análisis de la familia y se han elaborado propuestas para fortalecerla, entre las cuales destaca la estabilidad familiar como clave para mejorar la natalidad.

 

El descenso de la Tasa de Natalidad en España

Los últimos datos demográficos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) reflejan una disminución del número de nacimientos que ocurre de manera paralela a un progresivo envejecimiento de la población. Así, ante el escaso número de nacimientos, los expertos indican que si la tendencia de natalidad continúa bajando, no habrá relevo generacional ni adultos que sostengan el sistema.

Así, la baja natalidad de España queda reflejada en los últimos datos recogidos por el INE que señalan una caída de  los nacimientos  por quinto año consecutivo, con tan sólo 425.390 nuevos niños, un 6,4 por ciento menos que el año anterior. Un descenso que, desde 2008, ya supera el 18 por ciento. Así, el hecho de que España tenga un índice de fecundidad inferior a 2,1 por mujer (considerada fecundidad de reemplazo) supone que no se garantiza una pirámide de población estable ni una perpetuación de la familia.

La situación actual de la familia en el mundo

"La familia es el elemento fundamental de la sociedad y el medio natural para el crecimiento y el bienestar de todos sus miembros", (Resolución del Consejo de Derechos Humanos). Esta definición pone de relieve la importancia de la familia como elemento socializador, una importancia que debe hacer que padres e hijos se planteen cuál es la situación actual de la familia en el mundo:

1. Pobreza infantil.  Actualmente, la mitad de los pobres del mundo son niños. Esta es una realidad que ha estado presente en las familias desde hace mucho tiempo. Sin embargo, es ahora, con la crisis económica, cuando la pobreza infantil se ha agravado hasta alcanzar cifras verdaderamente alarmantes que aún, se prevé, no han alcanzado las cotas más altas posibles.

2. Desempleo juvenil. Los jóvenes tienen actualmente importantes problemas para integrarse en la sociedad. Así, el desempleo juvenil (40% de los desempleados del mundo son jóvenes) lleva a muchos de ellos a renunciar a la búsqueda de empleo o a trabajar en condiciones inadecuadas. Esto, además de ser un problema para los jóvenes y sus padres, es una importante barrera para la consolidación de nuevas familias que ven como, independizarse, tener una casa o tener hijos es una meta lejana.

3. Violencia en el ámbito familiar. El empeoramiento de los vínculos familiares, muchas veces rotos o deteriorados por diversos problemas, ha dado lugar actualmente a un grave problema presente en algunas familias: la violencia. Cada día aumenta la cifra de personas que sufren violencia en el ámbito familiar, padres, madres e hijos que, en vez unir lazos cada vez están poniendo más barreras para la estabilidad familiar.

4. Abandono de los ancianos. La familia, responsable no solo de los niños, sino también de los ancianos, ha ido excluyendo progresivamente a los más mayores de la sociedad. El no sentirse necesario, unido a ese abandono por parte de los familiares, muchos de los cuales no cuidan a las personas mayores, ha llevado a muchos ancianos a encargarse de ellos mismos y vivir en una soledad igual o más dañina que muchas enfermedades.

10 propuestas para fortalecer a la familia

Ante esta situación, en la V Lección Anual de Familia organizada por The Family Watch, se han elaborado una serie de propuestas para fortalecer a la familia recogidas en la Resolución del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, aplicables a todos los estados miembros:

1. Definir el contenido de la perspectiva de familia.

2. Dar a la familia su importancia en la agenda de desarrollo.

3. Considerar la relación entre familia y desarrollo sostenible.

4. Definir los indicadores que permitan medir el impacto familiar de una norma mediante el correspondiente informe.

5. Promover el aumento de poder de las familias a través de políticas públicas de ayuda.

6. Recomendar medidas que eviten la transmisión intergeneracional de la pobreza.

7. Promover políticas que favorezcan la conciliación de trabajo y familia, así como la corresponsabilidad de ambos padres.

8. Invertir en programas que faciliten a la familia las relaciones intergeneracionales.

9. Diseñar estrategias que ayuden a prevenir la violencia intrafamiliar.

10. Establecer conciertos con organizaciones de la sociedad civil, sector privado e instituciones académicas para investigar lo que de verdad funciona.