VIGILIA PASCUAL
 



 

Monición de entrada

Por la Cruz a la luz. Esta noche es de vela ante el Señor. Mantengamos encendidas las lámparas esperando alSeñor.

La celebración litúrgica consta de las siguientes partes:

* LUCERNARIO: Bendición del fuego, Procesión y Pregón Pascual.

* LA VIGILIA: La Iglesia proclama y medita las maravillas que Dios ha hecho con su pueblo.

* LITURGIA BAUTISMAL: nuevos discípulos se incorporan en el seguimiento de Jesús y Renovación del compromiso bautismal por parte de los fieles.

* LITURGIA EUCARÍSTICA: Es la Eucaristía más importante de todas las celebradas en el Año Litúrgico.

Esta Vigilia Pascual es también la celebración más importante de todo el Calendario cristiano.

Celebramos con mayor esplendor y fervor porque creemos que Cristo ha resucitado,vive y está presente entre nosotros.

Cristo es la luz que nos guía a la vida.

El Bautismo que recordamos nos invita, una vez más, a sumergirnos en Cristo para vivir abiertos a su luz, a su palabra y a su gracia sacramental.

Primera parte

LUCERNARIO 0 SOLEMNE COMIENZO DE LA VIGILIA

Monición antes de la Procesión con el Cirio.

Con las velas encendidas en la mano, recordando la luz de nuestro bautismo, caminamos tras el Cirio Pascual, signo de Cristo, Luz que brilla en las tinieblas para guiar a los hombres. Es la noche de la luz gozosa.

Monición antes del pregón Pascual.

Llamados a ser pregoneros de la vida nuevo y de la salvación recibidas de Cristo, escuchemos la buena noticia, el pregón vibrante de la noche oscura que se volvió clara como el día.

Segunda parte

LITURGIA DE LA PALABRA

Primera Lectura. "Vio Dios todo lo que había hecho y era muy bueno" Gn. 1,1-31.2,1-2
Comienza la Historia y comienza un camino. Dios ama desde el silencio. Su presencia es activa, viva y amorosa en la creación del mundo y del hombre. Dios ha creado y todo lo ha hecho bueno para que el hombre, hecho a su imagen y semejanza, le sirviera.

Salmo responsorial. Sal103,1-2a.5-610y12.13-14.24y35a

Rl. "Envía tu Espíritu, Señor, y repuebla la faz de la tierra" (Libro del Salmista: págs. 115 y 116).

ó también: Sal32,4-5.6-7, 12-13. 20 y22

R/. "La misericordia del Señor llena la tierra"(Libro del salmista: págs.116 y 117)

Segunda Lectura. Sacrificio de Abrahán nuestro padre en la tierra. Gn22,1-18.
Dios está presente en la historia del hombre. Su presencia pide una total fidelidad. Abrahám, modelo de los creyentes, es el hombre que responde a la llamada de Dios sin reserva alguna. Dios no es un Dios que ame la muerte, sino que se da y llena de vida. No priva de la vida, sino que la da. La fe de Abrahám es la semilla del pueblo elegido.

Salmo responsorial. Sa115,5y8.9-lo.il

R/. Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti. (Libro del Salmista: pag. 118)

Tercera lectura. Los israelitas entraron en medio del mar a pie enjuto. Ex 14,15-31.15,1.

El pueblo de Abrahám experimentó en un momento de su historia la presencia llberadora de Dios. Gracias a su acción poderosa el pueblo es liberado de la esclavitud del faraón. El Mar Rojo es símbolo del paso de la esclavitud a la libertad. Los israelitas cada año recordaban el aniversario del "paso" liberador. El anuncio es realidad en Cristo y en el Bautismo.

Salmo responsorial. Ex 15,1-2.3-4.5-6.17-18

R/Cantemos al Señor, sublime es su victoria. (Libro del Salmista: págs. 119 y 120).

Cuarta Lectura. El Señor, tu Redentor, con misericordia eterna, te quiere. ls 54,5-14.

El pueblo liberado continúa su camino. No es fácil: dificultades e infidelidad, momentos oscuros marcan los pasos de su historia. Israel sufre el destierro, pero el Señor no olvida sus promesas y volverá a librar a su pueblo del yugo enemigo. Dios es fiel y continúa presente.

Salmo responsorial. Sal 29,2y4.5-6.11y12ayOb

R/. Te ensalzare, Señor, porque me has librado. (Libro del Salmista: págs. 120 y 12 1).

Quinta Lectura. Venid a mí y viviréis, sellaré con vosotros alianza perpetua. Is 55;1-11.

Como vendedor ambulante, el profeta ofrece gratis al pueblo su palabra, fuente de vida. Dios sale al encuentro de aquel que le busca. Quien le busca debe realizar un éxodo, debe salir del pecado para encontrarse con Dios y recorrer un nuevo camino.

Salmo responsorial. Is 12,2-3.4M.5-6

R/. Sacaréis agua con gozo de las fuentes de la salvación.

Sexta Lectura. Camina a la claridad del resplandor del Señor. Bar 3,9-15.32-44.

Israel, aislado en medio de un pueblo pagano, se pregunta cómo puede conocer a Dios. El autor responde que Dios tiene una sabiduría que penetra a través de la naturaleza.. Y esta sabiduría se comunica con Israel por la Ley. Obedecer a la Ley es conocerla presencia de Dios en medio de su pueblo.

Salmo reponsorial. Sal 18,8.9.1o.11

R/. Señor, tienes palabras de vida eterna. (Libro del Salmista, págs. 123 y 124).

Séptima Lectura. Derramaré sobre vosotros un agua pura y os daré un corazón nuevo. Ez 36,16-28.

Israel, estando en el destierro, reconoce su culpa. El profeta hace decir a Dios. "Con razón os he castigado". Pero Dios os hace decir al profeta: "Por amor os salvaré" y "os daré un corazón nuevo". En el exilio renace con mayor fuerza que nunca la gran esperanza. Dios mismo vendrá a salvarlos.

Salmo responsorial. Sa141,356cd;42,14

R/.Como busca la cierva corrientes de agua así mi alma te busca a ti, Dios mío. (Libro del Salmista: págs. 124 y 125) Sacaréis aguas con gozo de las fuentes de la salvación (Libro del salmista: págs. 126 y 127) Oh Dios, crea en mí un corazón puro.

Epístola. Cristo, una vez resucitado de entre los muertos ya no muere más. Rom 6,3-11.

Pablo expone la doctrina de la justificación por la fe. El primer efecto es la liberación del pecado. Explica que esta liberación se realiza por el Bautismo, que es la expresión sensible de la fe. El Bautismo sumerge al hombre en la muerte y la resurrección de Cristo. El bautizado, que se ha sumergido en Cristo, es un hombre nuevo, resucitado y animado por el Espíritu.

Salmo res ponsorial. Sal 117, 1-2.16.6-17.22-23 RI. Aleluya, aleluya, aleluya (Libro del Salmista, págs. 127 y 128)

Evangelio. ¿Buscáis .Jesús el nazareno, el crucificado? Ha resucitado. Mc28,1-10.

Jesús resucitó de entre los muertos. Algunas mujeres van a embalsamar su cadáver. El Padre le resucitó para nuestra justificación. La Resurrección, hecho fundamental de nuestra redención es el objeto de la fe. Los discípulos lo verán glorioso y en adelante serán testigos del Resucitado.

Tercera parte

LITURGIA BAUTISMAL

LETANÍAS DE LOS SANTOS

Si no se pueden cantar, y se dispone de un lector o Monitor, éste puede recitarlas con las respuestas o el canto del pueblo.

Señor, ten piedad Señor, ten piedad

Cristo, ten piedad Cristo, ten piedad

Señor, ten piedad Señor, ten piedad

Santa María, Madre de Dios Ruega por nosotros

San Miguel Ruega por nosotros

Santos Ángeles de Dios Rogad por nosotros

San Juan Bautista Ruega por nosotros

San José Ruega por nosotros

Santos Pedro y Pablo Rogad por nosotros

Santiago Apóstol Ruega por nosotros

San Andrés Ruega por nosotros

San Juan Ruega por nosotros

Santa María Magdalena Ruega por nosotros

San Esteban Ruega por nosotros

San Ignacio de Antioquía Ruega por nosotros

San Lorenzo Ruega por nosotros

Santas Perpetua y Felicidad Rogad por nosotros

Santa Inés Ruega por nosotros

San Gregorio Ruega por nosotros

San Agustín Ruega por nosotros

San Atanasio Ruega por nosotros

San Basilio Ruega por nosotros

San Martín Ruega por nosotros

San Benito Ruega por nosotros

Santos Francisco y Domingo Rogad por nosotros

San Francisco Javier Ruega por nosotros

San Juan María Vianney Ruega por nosotros

San Pedro González Telmo Ruega por nosotros

Santa Catalina de Siena Ruega por nosotros

Santa Teresa de Jesús Ruega por nosotros

Santos y Santas de Dios Rogad por nosotros

Muéstrate propicio Líbranos, Señor

De todo mal Líbranos Señor

De todo pecado Líbranos Señor

De la muerte eterna Líbranos Señor

Por tu Encarnación Líbranos Señor

Por tu muerte y resurrección Líbranos, Señor

Por el envío del Espíritu Santo Líbranos Señor

Nosotros, que somos pecadores Te rogamos, óyenos

Si hay bautizados:

Para que regeneres a estos elegidos

con la gracia del bautismo Te rogamos, óyenos

Si no hay bautizados:

Para que santifiques esta agua en la que

renacerán tus nuevos hijos Te rogamos, óyenos

Jesús, Hijo de Dios vivo Te rogamos, óyenos

RENOVACIÓN DE LAS PROMESAS BAUTISMALES

Durante la aspersión, si los fieles no son capaces de cantar, pero se dispone de un Lector, éste puede recitar con solemnidad y pausa la siguiente antíforna en la que el pueblo puede ir intercalando Aleluya:

Vi que manaba agua del lado derecho del templo, aleluya. R/. Aleluya.

Y habrá vida abundante dondequiera que llegue la corriente, aleluya. R/. Aleluya.

Y todos cantarán: Aleluya, aleluya. R/: Aleluya.

Canto durante la aspersión después de la Renovación de las Promesas Bautismales.

"Vi que manaba agua" / "Vidi aquam" (Cantoral Litúrgico nacional: A 82). "Rocíame, Señor" (Cantoral Litúrgico nacional: A 83. A 84) o "Nueva vida". Una nueva vida, tu misma vida. / Una nueva familia, tu misma familia. Hijos tuyos para siempre. (Cantoral Litúrgico Nacional: n° 146, págs- 185)

Cuarta Parte

LITUIRGiA EUCARÍSTICA

Canto de Comunión. Beberemos la Copa de Cristo.

Beberemos la Copa de Cristo,

en la mesa del Señor. Amén. Aleluya.

(Cant. Litúrg. Nac. nº 010)

Reflexión

Nuestra Pascua inmolada, aleluya,

es Cristo el Señor, aleluya, aleluya.

Pascua sagrada. ¡Oh fiesta de la luz!

Despierta, tú que duermes, y el Señor te alumbrará.

Pascua sagrada, ¡victoria de la Cruz!

La muerte, derrotada,

ha perdido su aguijón.

Pascua sagrada, ¡oh noche bautismal!

Del seno de las aguas

renacemos al Señor.