CONFIRMACION

 


SELECCION DE TEXTOS

 

Efectos propios de este sacramento

 

1244 El don propio de la confirmación—ademas de los efectos comunes con los demas sacramentos—es perfeccionar la gracia bautismal. Quienes han sido hechos cristianos por el bautismo son aun como niños recien nacidos (cfr. Pdr 2, 2), tiernos y delicados. Con el sacramento de la confirmacion se robustecen contra todos los posibles asaltos de la carne, del demonio y del mundo, y su alma se vigoriza en la fe para profesar y confesar valientemente el nombre de Nuestro Sefior Jesucristo. De a-tui el nombre de confirmacion (Catecismo Romano, P. II, c. 2, n. 20).

 

1245 Todos los sacramentos son ciertas profesiones de fe. Y asi como el bautizado recibe la potestad espiritual para confesar la fe por la recepcion de los demas sacramentos, asi el confirmado la recibe para confesar publicamente con la palabra y como por oficio la fe de Cristo (SANTO TOMAS, Suma Teologica, 3, q. 72, a. 5 ad 2).

 

1246 Por el sacramento de la confirmacion se vinculan mas estrechamente a la Iglesia, se enriquecen con una fuerza especial del Espiritu Santo, y con ello quedan obligados mas estrictamente a difundir y defender la fe, como verdaderos testigos de Cristo, por la palabra juntamente con las obras (CONC. VAT. II, Const. Lumen gentium, n. l l).

 

La edad adulta

 

1247 Es manifiesto que en la vida corporal constituye cierta perfeccion especial el hecho de que el hombre alcance la edad perfecta, de suerte que pueda realizar las acciones que corresponden al hombre perfecto. Y por eso, ademas de la generacion, por la cual se recibe la vida corporal, existe el crecimiento y el aumento, por el que se alcanza la edad perfecta. Esto mismo ocurre en la vida espiritual: el hombre recibe la vida por el bautismo, que es una espiritual regeneracion; y en la confirmacion recibe como la edad perfecta en la vida espiritual. Y por ello es claro y manifiesto que la confirmacion es un sacramento especial (SANTO ToMAS' Suma Teologica, 3, q. 72, a. l).

 

Confirmacion y apostolado

1248 El apostolado de los laicos es una participacion en la misma mision salvifica de la Iglesia, y todos estan destinados a este apostolado por el Sefior mismo, en virtud del Bautismo y de la Confirmacion (CONC. VAT. II, Const. Lumen gentium, 33).

 

1249 Los laicos tienen el derecho y el deber de ser apostoles en virtud de su misma union con Cristo Cabeza. Insertos en el cuerpo mistico de Cristo por el Bautismo y robustecidos mediante la Confirmacion por la fuerza del Espiritu Santo, son destinados al apostolado por el mismo SefSor (CONC. VAT. II, Decr. Apostolicam Actuositatem, 3).

 

Especial fortaleza contra los enemigos de la fe

 

1250 Por el sacramento de la confirmacion se da al hombre potestad espiritual para ciertas acciones sagradas distintas de las que ya recibio potestad en el bautismo. Porque en el bautismo recibe la potestad para realizar aquellas cosas que pertenecen a la propia salvacion en el orden puramente individual; pero en la confirmacion recibe la potestad para realizar las cosas relativas a la lucha espiritual contra los enemigos de la fe. Como aparece claro en el caso de los apostoles, quienes, antes de recibir la plenitud del Espiritu Santo, estaban encerrados en el cenaculo perseverando en la oracion (Hech 1, 13-14), y cuando salieron de alli no se avergonzaron de confesar publicamente la fe, incluso contra los enemigos de la misma (SANTO TOMAS, Suma Teologica, 3, q. 72, a. 5).

 

1251 El hombre todo entero se funde en la Verdad, en la inteligencia de su espiritu, en el abandono de su voluntad, en la consagracion de todo su amor. De lo cual el hombre pusilanime no es capaz mas que cuando es confirmado por la gracia de Dios (SAN BUENAVENTURA, Breviloquium, VI, 8).

 

1252 La lucha espiritual contra los enemigos invisibles corresponde a todos los cristianos; pero la lucha contra los enemigos visibles, o sea contra los que persiguen la fe cristiana, confesando el nombre de Cristo, es propia de los confirmados, que han llegado espiritualmente a la edad viril (SANTO TOMAS, Suma Teologica, 3, q. 72, a. 5 ad. 2).

 

1253 El efecto de este sacramento es que por medio de el se da a los cristianos el Espiritu Santo, como fue dado a los Apostoles en Pentecostes, para tener fuerzas y confesar con valentia el nombre de Cristo. Asi pues, el confirmado es ungido en la frente, donde se manifiesta la verguenza, para que no se averguence de confesar el nombre de Cristo y especialmente su cruz, escandalo para los judios y locura para los gentiles, como dice el Apostol (I Cor 1, 23). Por eso es marcado con el signo de la cruz (CONC.DE FLORENCIA, Decr. pro Armeniis, a. 1439).

 

Recibira una mayor gloria quien muera habiendo sido confirmado

 

1254Quienes tienen niños a su cargo, han de ocuparse diligentemente de que sean confirmados, porque es grande la gracia que proporciona este sacramento. Si mueren, tendra mayor gloria el confirmado que el que no lo ha sido, porque aquel recibio mas gracia (SANTO TOMAS, Sobre el Credo, 10, 1. c., p. 101).