CORRESPONDENCIA A LA GRACIA

 


Citas de la Sagrada Escritura

 

Al que tiene se le dara y al que no tiene, lo poco que parece tener se le quitara. Mt 13, 12.

 

Parabola de la higuera esteril: Lc 13, 6-9.

 

Jesus se lamenta por la falta de correspondencia de los habitantes de Jerusalen: Mt 23, 37-39.

 

Parabola de los viñadores: Lc 20, 9-14.

 

Los que estan a lo largo del camino son los que oyen; pero en seguida viene el diablo y arrebata de su corazon la palabra para que no crean y se salven. Los que estan sobre peña son los que, cuando oyen reciben con alegria la palabra; pero no tienen raices, creen por algun tiempo y en el momento de la tentacion sucumben. Lo que cae entre espinas son aquellos que, oyendo, van y se ahogan en los cuidados, la riqueza y los placeres de la vida y no llegan a madurez. Lo caldo en buena tierra son aquellos que, oyendo con corazon generoso y bueno, retienen la palabra y dan fruto por la perseverancia. Lc 8, 12-15.

 

Por quien (por Jesucristo) en virtud de la fe hemos obtenido tambien el acceso a esta gracia en que nos mantenemos y nos gloriamos, en la esperanza y la gloria de Dios. Y no solo esto, sino que nos gloriamos hasta en las tribulaciones, sabedores de que la tribulacion produce la paciencia; la paciencia una virtud probada, y la virtud probada, la esperanza. Y la esperanza no quedara confundida, pues el amor de Dios se ha derramado en nuestros corazones por virtud del Espiritu Santo, que nos ha sido dado. Rom 5, 2-5.

 

 

Mas por la gracia de Dios soy lo que soy, y la gracia que me confirio no resulto vana, antes bien, me he afanado mas que todos ellos; pero no yo, sino la gracia de Dios conmigo. I Cor 15, 10.

 

Vosotros, pues, amados, que de antemano sois avisados, estad alerta, no sea que, dejandoos llevar del error de los libertinos, vengais a decaer en vuestra firmeza. Creced mas bien en la gracia y en el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A El la gloria asi ahora como en el dia de la eternidad. 2 Pdr 3, 17-18.

 


SELECCION DE TEXTOS

 

Nuestra correspondencia es necesaria para la propia salvacion

 

1405 Dios, que te creo sin ti, no te salvara si ti (SAN AGUSTIN, Sermon 169).

 

1406 Sabemos que Dios proporciona a cada cual ocasion de salvarse: a unos, de una manera, y a otros, de otra. Pero el responder esforzada o remisamente a esa voluntad de salvacion depende de nosotros (CASIANO, Colaciones, 3, 12).

 

1407 Acudid al medico mientras podeis, no sea que despues querais y no podais (SAN JUAN DE NApoLEst Sermon 7).

 

1408 Ninguno desprecie el llamamiento, no sea que, excusandose al ser invitado, no pueda entrar cuando quiera (SAN GREGORIO MAGNO, Hom. 16 sobre los Evang.).

 

Docilidad a las inspiraciones y mociones del Espiritu Santo

 

1409 Llamamos inspiraciones a todos los atractivos, movimientos, reproches y remordimientos interiores, luces y conocimientos que Dios obra en nosotros, previniendo nuestro corazon con sus bendiciones (Sal 20, 4), por su cuidado y amor paternal, a fin de despertarnos, excitarnos, empujarnos y atraernos a las santas virtudes, al amor celestial, a las buenas resoluciones; en una palabra, a todo cuanto nos encamina a nuestro bien eterno (SAN FRANCISCO DE SALES, Introd. a la vida devota, 11, 18).

 

1410 Si estas dormido y tu corazon no esta en vela, se marcha sin haber llamado; pero si tu corazon esta en vela, llama y pide que se le abra la puerta (SAN AMBROSIO-coment. sobre el Salmo 18).

 

1411 Porque no conociste el tiempo de tu visita. De muchos y muy distintos modos acostumbra el Señor a visitar el alma descarriada. Pues frecuentes veces la visita por medio de los preceptos, otras por los castigos, algunas veces tambien por los milagros, para que oiga las verdades que ignoraba, y por si aun permanece soberbia y orgullosa, o se arrepiente por el castigo o, abrumada por los beneficios, se averguence del mal que hizo (SAN GREGORIO MAGNO, Hom 39 sobre los Evang.).

 

1412 El Padre y yo vendremos a fijar en el nuestra morada. Que cuando venga encuentre, pues, tu puerta abierta. Abrele tu alma para que pueda contemplar en ella riquezas de rectitud, tesoros de paz, suavidad de gracia [...]. Si cierras la puerta de tu alma, dejas afuera a Cristo. Aunque tiene poder para entrar, no quiere sin embargo ser inoportuno, no quiere obligar a la fuerza (SAN AMBROSIO, Coment. sobre el Salmo 18).

 

1413 (Hablando de la plena correspondencia de San Pablo, dice Santo Tomas): el cuerpo estaba desde luego vivificado y movido por el alma de Pablo; pero su alma lo estaba por Cristo (SANTO TOMAS, Sobre la Epistola de S. Pablo a los Galatas, 2, 20).

 

La correspondencia diaria

 

1414 Despertemonos ya de una vez, obedientes a la llamada que nos hace la Escritura: Ya es hora de que desperteis del sueño. Y abiertos nuestros ojos a la luz divina, escuchemos bien atentos la advertencia que nos hace cada dia la voz de Dios: Hoy, si escuchais su voz, no endurezcais el corazon (SAN BENITO, Regla de S. Benito, Prologo).

1415 Si te das como E1 quiere, la accion de la gracia se manifestara en tu conducta profesional, en el trabajo, en el empeño para hacer a lo divino las cosas humanas, grandes o pequeñas, porque por el Amor todas adquieren una nueva dimension (J. 60).ESCRIVA DE BALAGUER, Es Cristo que pasa,

 

<<Las oportunidades de Dios no esperan>>

 

1416 Las oportunidades de Dios no esperan. Llegan y pasan. La palabra de vida no espera; si no nos la apropiamos, se la llevara el demonio. El no es perezoso, antes bien, tiene los ojos siempre abiertos y esta siempre preparado para saltar y llevarse el don que vosotros no usais (CARD. J. H. NEWMAN, Sermon para el Domingo de Sexagesima: Llamadas de la gracia).

 

1417 Por eso os digo que os sera quitado el reino y sera entregado a un pueblo que rinda sus frutos (Mt 21, 43). La vña fue entregada a otro, como sucede con el don de la gracia, que el soberbio menosprecia y el humilde recoge (RABANO MAURO, en Catena Aurea vol. III, p. 48).

 

1418 (Al que tiene se le dara, y al que no tiene, aun lo que parece tener le sera quitado). Es lo mismo que hacemos nosotros. Si vemos que se nos escucha de mala gana y, por mucho que roguemos que se nos preste atencion, no lo conseguimos, optamos por guardar silencio, puesto que, obstinandonos en hablar, solo lograriamos aumentar la falta de atencion. Pero cuando hay quien tiene interes en saber, a ese si nos lo atraemos y sobre el derramamos cuanto tenemos. Y muy bien dijo el Senor: lo que parece tener, puesto que ni siquiera esto lo tiene de veras (SAN JUAN CRISOSTOMO, Hom. sobre S. Mateo, 45).

 

Los frutos dependen, en buena parte, de nuestra correspondencia a las gracias que Dios nos da continuamente.

 

1419 La tierra era buena, el sembrador el mismo, y las simientes las mismas; y sin embargo, ¿como es que una dio ciento, otra sesenta y otra treinta? Aqui la diferencia depende tambien del que recibe, pues aun donde la tierra es buena,hay mucha diferencia de una parcela a otra. Ya veis que no tiene la culpa el labrador, ni la semilla, sino la tierra que la recibe; y no es por causa de la naturaleza, sino de la disposicion de la voluntad (SAN JUAN CRISOSTOMO, Hom. sobre S. Mateo, 44).

 

1420 Lo unico que a nosotros importa es no ser camino, ni pedregal, ni cardos, sino tierra buena. Que nuestro corazon se halle sazonado para dar el 30, o el 60, o el 100, o el 1.000, cifras estas menores unas y otras mayores; pero todo es trigo. NO sea el corazon camino donde el enemigo se lleve, como el pajaro, la semilla pisada por los transeuntes; no peñascal donde la poca tierra haga germinar en seguida lo que ha de agostar el sol; ni abrojal de pasiones humanas y cuidados de la vida disoluta (SAN AGUSTIN, Sermon 101).

 

1421 Dios ha hecho un cielo nuevo, una tierra nueva, como dice el Profeta. ¿Que cielo? El firmamento de la fe en Cristo.¿lQue tierra? El corazon bueno, dice el Señor, que se empapa de la lluvia que cae del cielo y que produce numerosas espigas. En esta creacion, el sol, sin duda, es la pureza de la vida; las estrellas son las virtudes; el clima, una vida limpia; el mar, la profundidad de las riquezas de la sabiduria y de la ciencia; las hierbas y los brotes, la doctrina buena donde el pueblo, rebaño de Dios, va como a pastar y a pacer (SAN GREGORIO DE NISA, Homilfa de Pascua).

 

1422 Asi pues, encarecidamente os suplico que no lo atribuyais todo a Dios, entregandoos al sueño y a la negligencia, ni que, cuando esteis vigilantes, creais que todo se debe a vuestro trabajo. Dios no nos quiere desidiosos ni que nos echemos boca arriba, sino que nos pide alguna cosa; ni tampoco que nos dejemos llevar por la arrogancia, por lo cual no todo nos lo ha confiado a nosotros [...] (SAN JUAN CRISOSTOMO, Hom. sobre S. Mateo, 82).

 

La eficacia en los demas

 

1423 Si el que comienza se esfuerza, con el favor de Dios, a llegar a la cumbre de la perfeccion, creo jamas va solo al Cielo, siempre lleva mucha gente tras si; como a buen capitan,le da Dios quien vaya en su compañía (SANTA TERESA, Vida, ll, l).

 

1424 De que tu y yo nos portemos como Dios quiere—no lo olvides—dependen muchas cosas grandes (J. ESCRIVA DE BALAGUER, Camino, n. 755).

 

El corazon se endurece y la vida se vuelve ineficaz cuando no se corresponde

 

1425 Cuando el corazon esta endurecido, los pajaros arrebatan la semilla divina. No la devuelven: se la llevan para siempre (CARD. J. H. NEWMAN, Sermon para el Domingo de Sexagesima: Llamadas de la gracia).

 

1426 El camino (cfr. Mt 13, 1 ss.) es la mente tan trillada por los continuos malos pensamientos que no puede germinar en ella la semilla de la palabra de Dios, y por eso perece y es arrebatada por los demonios la que cae cerca de este camino: Y vinieron las aves del cielo y la comieron (SAN BEDA, en Catena Aurea, vol. IV, p. 95).

 

1427 jOh almas criadas para estas grandezas y para ellas llamadas!, ¿que haceis?, ¿en que os entreteneis? ¡Oh miserable ceguera de los ojos de vuestra alma; pues para tanta luz estais ciegos, y para tan grandes voces sordos! (SAN JUAN DE LA CRUZ, Cantico espiritual, 39).

 

1428 Muchos se parecen al camino donde cayo la semilla: negligentes, tibios y desdeñosos (SAN JUAN CRISOSTOMO, Hom. sobre S. Mateo, 45).

 

1429 Ellos fueron los primeros que se quitaron la vista y el oido, tapandose las orejas y cegandose los ojos y endureciendo su corazon. Porque no solo no oían, sino que oian mal. Y asi lo hicieron por temor de que se conviertan y yo los cure; con lo que significa su extrema malicia y como muy de proposito se apartaron de Dios (SAN JUAN CRISOSTOMO, Hom. sobre S. Mateo, 45).

 

1430 Si eres obediente a la voz de Dios, ya sabes que te esta llamando desde el cielo; y si eres desobediente y de voluntad torcida, no te bastaria aunque la oyeras fisicamente. ¿Cuantas veces no la oyeron los judios? A los ninivitas les basto la predicacion de un profeta. Aquellos, en cambio, permanecieron mas duros que piedras en medio de profetas y de milagros continuos. En la misma cruz se convirtio un ladron con solo ver a Cristo (Lc 23, 42) y, al lado de ella, los que le habían visto resucitar muertos le insultaban (SAN JUAN CRISOSTOMO, Hom. en honor de S. Pablo).

 

Responsabilidad por las gracias recibidas

 

1431 Aquel hombre de talento, que inclino su voluntad al pecado, en vano pedira misericordia, porque cometio el pecado sin excusa, separandose de la voluntad divina por su malicia; pero el hombre rustico e ignorante la implorara con mas razon a su juez (SAN CIRILQ, Hom. Evang. 5. Juan, 10).

 

1432 De nosotros depende corresponder con frialdad o con entusiasmo a ese impulso de la gracia.Segun esto, merecemos el premio o el castigo en la medida que hayamos cooperado a ese plan divino que su paternal providencia había concebido sobre nosotros (CASIANO, Colaciones, 3).

 

1433 Hemos de tener estas buenas disposiciones, el deseo de transformarnos de verdad, de no jugar con la gracia del Señor (J. ESCRIVA DE BALAGUER, Es Cristo que pasa, 59).

 

 

Hacemos dificil el camino cuando no correspondemos

 

1434 Somos nosotros los que volvemos asperos con los guijarros de nuestros deseos los rectos y faciles senderos del Señor. Somos nosotros quienes nos apartamos del camino real [...]. Preferimos seguir los caminos torcidos y cubiertos de matorrales. Con los ojos vendados vamos tras el encanto de los placeres de aqui abajo, arrastrandonos por esas sendas oscuras y obstruidas por las zarzas de los vicios. Y no importa que se lastimen nuestros pies ni que nuestra vestidura nupcial quede hecha jirones. Procedemos cual si estuviesemos destinados a ser pabilo de las espinas, de las serpientes y de los escorpiones que tienen alli sus guaridas. Porque escrito esta: Espinas y lazos hay en el camino del impio, el que teme al Señor se aleja de el (Prov 22, 5) (CASIANO, Colaciones, 24).

 

Prontitud y generosidad en seguir las llamadas del Senor

 

1435 No seas lento en convertirte al Señor, no lo aplaces de dia en dia (Eclo 5, 8), porque no podras pensar en la salvacion cuando estes agobiado por la enfermedad, y ademas porque pierdes una parte de todos los bienes que se producen en la Iglesia, e incurres en muchos males por tu permanencia en el pecado. Por otra parte, el demonio, cuanto mas tiempo posee, tanto mas dificilmente suelta (SANTO ToMAs, Sobre el Credo, 5, 1. c., p. 77).

 

1436 El Señor, cuando prepara a los hombres para el Evangelio, no quiere que interpongan ninguna excusa de piedad temporal o terrena, y por eso dice: Síguemey deja a los muertos que entierren a sus muertos (SAN AGusTiN, Sobre el Sermon de la Montafla, 7).

 

La alegria de la correspondencia

 

1437 Da gracias a Dios, que te ayudo, y gozate en tu victoria: —¿Que alegria mas honda, esa que siente tu alma, despues de haber correspondido! (J. ESCRIVA DE BALAGUER, Camino, n. 992).