DIRECCION ESPIRITUAL

 


Citas de la Sagrada Escritura

 

Trata a un varon piadoso, de quien conoces que sigue los caminos del Señor, cuyo corazon es semejante al tuyo y te compadecera si te ve caído. Y permanece firme en lo que resuelvas, porque ninguno sera para ti mas fiel que el. El alma de este hombre piadoso ve mejor las cosas que siete centinelas en lo alto de una atalaya. Y en todas ellas ora por ti al Altisimo, para que te dirija por la senda de la verdad. Eclo 37, 15-19.

 

Mas valen dos que uno solo, porque mejor logran el fruto de su trabajo. Si uno cae el otro le levanta; pero ¡ay del que esta solo, que, cuando cae, no tiene quien le levante! Ecl 4, 9-10.

 

Mejor es oir el reproche de un sabio que escuchar las alabanzas de los necios. Ecl 7, 6.

 

Yo abro mi boca y hablo para comunicaros de balde la sabiduria; inclinaos a ella; reciba vuestra alma la instruccion. Eclo 51, 34.

 

¿No es verdad que nuestro corazon se enardecia, cuando nos hablaba en el camino y nos explicaba la Escritura? Lc 24, 32.

 

Atan pesadas cargas y las ponen sobre los hombros de los otros, pero ellos ni con un dedo hacen nada por moverlas. Mt 23, 4.

 

Levantate y entra en la ciudad, y se te dira lo que has de hacer [...]. Fue Ananias y entro en la casa, e imponiendole las manos, le dijo: Hermano Pablo, el Señor Jesus [...], me ha enviado para que recobres la vista y seas lleno del Espiritu Santo. Hech 9, 6 y 17.

 

Porque nosotros solo somos cooperadores de Dios, y vosotros sois el campo de Dios, la edificacion de Dios. I Cor 3, 9.

 

Es preciso que los hombres vean en nosotros ministros de Cristo y dispensadores de los misterios de Dios. I Cor 4, 1.

 

En nada demos motivo de escandalo, para que no sea menospreciado nuestro ministerio, sino que en todo mostremonos como ministros de Dios [...]. 2 Cor 6, 3-4.

 

Sigue el consejo de los prudentes y no desprecies ningun buen consejo. Tob 4, 18.

 

Si uno cae, el otro se levanta; pero ¡ay del solo, que, si cae, no tiene quien le levante! Ecl 4, 10.

 

No hagas nada sin consejo, y despues de hecho no tendras que arrepentirte. Ecl 32, 23.

 

El que a vosotros oye, a mi me oye. Lc 10, 16.

 

Somos embajadores de Cristo,como si Dios os exhortase por medio de nosotros. 2 Cor 5, 20.

 

Toda planta que no ha plantada mi Padre celestial sera arrancada. Dejadlos, son guias ciegos; si un ciego guia a otro ciego, ambos caeran en la fosa. Mt 15, 13, 14.

 

Dios resiste a los soberbios y da su gracia a los humildes. I Pdr 5, 5.

 

Me hago endeble con los endebles para ganar a los endebles; me hago todo para todos para salvarIos a todos. I Cor 9, 22.

 

1Quien desfallece que yo no desfallezca? `,Quien se escandaliza que yo no me abrase? 2 Cor 11, 29.

 

Tened los mismos sentimientos que tuvo Cristo Jesus. Fil 2, 5.

 

jHijos mios, por quienes sufro de nuevo dolores de parto hasta ver a Cristo formado en vosotros! Cal4, 19.

 

La calta cascada no la quebrara y no apagara la mecha que aun humea. Mt 12, 20; 1s 42, 3.

 


SELECCION DE TEXTOS

 

Es una gran aynda para la vida interior

 

1801 Una de las cosas mas arduas y dificultosas que hay en esta vida es saber ir a Dios y tratar familiarmente con el. Y por esto no se puede este camino andar sin alguna buena guia (SAN PEDRO DE ALCANTARA, Tratado de la oracion y meditacion, II, 5).

 

1802 Y adviertase que para este camino, a lo menos para lo mas subido de el y aun para lo mediano, apenas se hallara un guia cabal segun todas las partes que ha menester, porque, demas de ser sabio y discreto, es menester que sea experimentado. Porque para guiar el espiritu, aunque el fundamento es el saber y la discrecion, si no hay experiencia de lo que es puro y verdadero espiritu, no atinara a encaminar al alma en el, cuando Dios se lo da, ni aun lo entendera (SAN JUAN DE LA CRUZ, Llama de amor viva, canc. 3, n. 30).

 

1803 Si quiere o pretende ser contemplativa ha menester para ir muy acertada dejar su voluntad con toda determinacion en un confesor que sea tal. Porque esto es ya cosa muy sabida, que aprovechan mas de esta suerte en un ano que sin esto en muchos (SANTA TERESA, Camino de perfeccion, 18, 8).

 

1804 Cuando os sintais aguijoneados por la contricion os dareis cuenta de la laboriosidad y esfuerzo que supone el salvar la propia alma. Se afianzara en vosotros la profunda conviccion de que, lejos de poder enseñar a los demas, teneis todavia necesidad de la ayuda de un maestro (CASIANO, Colaciones, 24).

 

1805 Hay quienes son tentados de mudar de confesor por curiosidad, para ver como los gobernaría otro; se cansan de oir siempre los mismos consejos, especialmente si son de cosas que no agradan a su natural; por inconstancia, porque no pueden perseverar por mucho tiempo en los mismos ejercicios; por soberbia, porque quieren ir con el director mas afamado o mas en candelero, o gustan de que les regalen los oidos; por cierta especie de inquietud, que es causa de que jamas esten contentos con el que tienen y de que esten siempre soltando en una perfeccion imaginaria; por un deseo desordenado de manifestar su interior a diversos confesores para que estos se interesen por ellos o para asegurarse mas; por falsa verguenza, para ocultar al confesor ordinario ciertas flaquezas humillantes. Estos motivos son a todas luces insuficientes, y hemos de rechazarlos si queremos adelantar sin tregua en el camino del espiritu (TANQUEREY, Teologia ascetica y m(stica, n. 556).

 

1806 Cristo ha dado a su Iglesia la seguridad de la doctrina, la corriente de gracia de los Sacramentos; y ha dispuesto que haya personas para orientar, para conducir, para traer a la memoria constantemente el camino (J. ESCRIVA DE BALAGUER, Es Cristo que pasa, 34).

 

1807Aquellas palabras que el Señor dijo a Jeremias: Ecce constitui te super gentes... ut evellas. .. et dissipes et aedifices et plantes (Jer 1, lO), las esta repitiendo a todos los confesores; los cuales no solo deben arrancar los vicios del alma, sino tambien plantar virtudes (SAN ALFONSO Mª DE LIGORIO, La practica del confesor, 1. c., 99).

 

1808 Bendito seais vos, Señor, que tan inhabil y sin provecho me hicisteis. Mas alaboos muy mucho, porque despertais a tantos que nos despierten. Habia de ser muy continua nuestra oracion por estos que nos dan luz. ¿Que seriamos sin ellos entre tan grandes tempestades como ahora tiene la Iglesia? Si algunos ha habido ruines, mas resplandeceran los buenos. Plegue al Señor los tenga de su mano y los ayude para que nos ayuden (SANTA TERESA, Vida, 13, lO).

 

1809 Los mas habiles medicos no suelen limitarse a curar las enfermedades presentes. Su sagacidad les hace ver mas alla y se emplean en prevenir ulteriores males por medio de diagnosticos y medicamentos saludables. Cosa pareja hacen estos autenticos medicos de las almas. Con antelacion curan, como con un antidoto sobrenatural, las dolencias del corazon, cuyos sintomas apareceran mas tarde, e impiden que se desarrollen en el alma. Y es que, descubriendo a los jovenes las causas de las pasiones que les amenazan, les brindan a la vez los remedios para sanarlas (CASIANO, Instituciones, 11).

 

1810 En la propia vida no faltan las oscuridades e incluso debilidades. Es el momento de la direccion espiritual personal. Si se habla confiadamente, si se exponen con sencillez las propias luchas interiores, se sale siempre adelante, y no habra obstaculo ni tentacion que logre apartaros de Cristo (JUAN PABLO II, Carta a los seminaristas de España, Valencia 8-XI-1982).

 

No somos buenos consejeros de nosotros mismos

 

1811 En el camino de la vida espiritual no os fieis de vosotros mismos, sino que, con sencillez y docilidad, pedid consejo y aceptad la ayuda de quien, con sabia moderacion, puede guiar vuestra alma, indicaros los peligros, sugeriros los remedios oportunos, y en todas las dificultades internas y externas os puede dirigir rectamente y encaminaros a ser cada dia mas perfectos [...]. Sin esta prudente guia de la conciencia, de modo ordinario, es muy dificil secundar convenientemente los impulsos del Espiritu Santo y de la gracia divina (Plo XII, Menti nostrae, 23-IX-1950).

 

1812 Uno comprende enseguida la culpa de otro, pero con dificultad se da cuenta de la suya; un hombre es imparcial en causa ajena, pero se perturba en la propia (SAN JUAN CRI SOSTOMO, en Catena Aurea, vol. III, p. 132).

 

1813 Conviene que conozcas esta doctrina segura: el espiritu propio es mal consejero, mal piloto, para dirigir el alma en las borrascas y tempestades, entre los escollos de la vida interior.Por eso es Voluntad de Dios que la direccion de la nave la lleve un Maestro, para que, con su luz y conocimiento, nos conduzca a puerto seguro (J. ESCRIVA DE BALAGUER, Camino, n. 59).

 

1814 Nadie esta autorizado, por sabio que sea, a creer que podra prescindir de los consejos de su hermano. Las ilusiones de Satanas le llevaran a engaflo y no escapara a los lazos que le tenderan la presuncion y la soberbia. ¿Quien podria arrogarse tal independencia sin incurrir en daños irreparables? (CASIANO, Colaciones, 16).

 

1815 Aquel que obedece a su inspiracion personal y fia demasiado en su propio juicio no podre alcanzar las cimas de la perfeccion. Es imposible que no sucumba a las peligrosas ilusiones que urde el demonio por doquier (CASIANO, Colaciones, 2).

 

1816 Convencete de que no eres buen consejero de ti mismo y, por eso, teme y desconfia de tus opiniones, que tienen una raiz mala y corrompida. Con esta persuasion, aconsejase,en lo posible, de hombres sabios y de buena conciencia, y prefiere ser gobernado por uno que sea mejor que tu a seguir tu propio parecer (J. PECCI—Leon XIII—, Practica de la humildad, 28).

 

1817 El que solo quiere estar, sin arrimo y guia, sera como el arbol que esta solo y sin dueño en el campo, que por mas fruta que tenga, los viadores se la cogeran y no llegara a sazon. El arbol cultivado y guardado con los buenos cuidados de su dueno, da la fruta en el tiempo que de el se espera. El alma sola sin maestro, que tiene virtud, es como el carbon encendido que esta solo; antes se ira enfriando que encendiendo (SAN JUAN DELA CRUZ, Dichos de luz y de amor, 1. c., pp. 958-964).

 

1818 Que no hay quien tan bien se conozca a si como conocen quienes nos miran, si es con amor y cuidado de aprovecharnos (SANTA TERESA, Vida, 16, 4)

 

Direccion espiritual y Confesion

 

1819 El sacramento de la Penitencia, por cuanto lleva consigo de ejercicio de humildad y de sinceridad, por la fe que profesa in actu exercito [..:], por la esperanza que incluye, por el atento examen de la conciencia que exige, no solo es instrumento directo para destruir el pecado [...], sino tambien ejercicio precioso de virtud, expiacion, escuela insustituible de espiritualidad, profunda labor de regeneracion de las almas [...]. En este sentido, la Confesion bien llevada es ya, por si misma, una forma altisima de direccion espiritual (JUAN PABLOII, A la Sagrada Penitenciaria y a los penitenciarios romanos, 30-1-1981).

 

Dios actua en el alma a traves de la direccion espiritual

 

1820Yendo con limpia conciencia y con obediencia, nunca el Sehor permite que el demonio tenga tanta mano que nos engafie de manera que pueda afanar el alma; antes viene el a quedar engañado (SANTA TERESA, Fundaciones, 4, 2).

 

1821 Grandemente le conviene al alma que quiere ir adelante en el recogimiento y perfeccion mirar en cuyas manos se pone, porque cual fuere el maestro, tal sera el discipulo, y cual es el padre, tal el hijo (SAN JUAN DELA CRUZ, Llama de amor viva, canc, 3, n. 30).

 

1822 Tambien a San Pablo le llamo Cristo por si mismo y le hablo. Mas, pudiendo revelarle en el acto el camino de la santidad, prefirio encaminarlo a Ananias y le ordeno que aprendiera de sus labios la verdad: Levantate y entra en la ciudad, y se te dira lo que has de hacer (CASIANO, Colaciones, 2).

 

1823 Si no levantarías sin un arquitecto una buena casa para vivir en la tierra, ¿como quieres levantar sin Director el alcazar de tu santificacion para vivir eternamente en el cielo? (J. ESCRIVA DE BALAGUER, Camino, n. 60).

 

1824 Dios ha dispuesto que, de forma ordinaria, los hombres se salven con la ayuda de otros hombres; y asi, a los que El llama a un grado mas alto de santidad les proporciona tambien a unos que les guien hacia esta meta (LEON XIII, Testem benevolentem, 22-1-1899).

 

1825 El hombre necesita aconsejarse cuando esta atribulado, como precisa el enfermo la orientacion de los medicos. Por consiguiente, estando enfermos todos por el pecado, hemos de pedir consejo para curarnos (SANTO TOMAS, Sobre el Padrenuestro, 1. c., 153).

 

1826 Nunca afirmaron los santos que habían encontrado por si solos el camino que anduvieron para aprovechar en la virtud y garantizar su posesion (CASIANO, Colaciones, 3).

 

La direccion espiritual requiere docilidad

 

1827 Dicen que los hombres se convierten en simples maquinas y pierden la dignidad de la naturaleza humana cuando se guien por la palabra de otro. Y me gustarla saber lo que llegarian a ser siguiendo su propia voluntad. Yo apelo a una persona sincera y pregunto si no reconocerla que, en general, el mundo seria mucho mas feliz, los individuos mucho mas felices si se dejaran llevar por un consejo amigo. Por cada persona que ha sido perjudicada por seguir la direccion de otro, cientos de personas se han arruinado guiandose por su propia voluntad (CARD. J.H. NEWMAN, Sermon para el Dom. I de Cuaresma: Entrega a Dios).

 

1828Tratad con el con toda sinceridad y fidelidad, manifestandole claramente vuestros bienes y vuestros males, sin fingimiento ni disimulo (SAN FRANCISCO DE SALES, Introd. a la vida devota, I, 4).

 

1829 Esa trepidacion de tu espiritu, la tentacion, que te envuelve, es como una venda sobre los ojos de tu alma. Estas a oscuras.—No te empeñes en andar solo, porque, solo, caeras.—Ve a tu Director—a tu superior—y el hara que oigas aquellas palabras de Rafael Arcangel a Tobias: <<Forti animo esto, in proximo est ut a Deo cureris>>—Ten animo, que pronto te curara Dios.—Se obediente, y caeran las escamas, caera la venda de tus ojos, y Dios te llenara de gracia y de paz (J. ESCRIVA DE BALAGUER, Camino, n. 715).

 

1830Asi como entre las enfermedades corporales hay algunas que no las sienten quienes estan enfermos de ellas, sino que mas bien dan credito a lo que dicen los medicos, sin tener en cuenta su propia insensibilidad, asi el alma, que no percibe sus pasiones ni conoce sus pecados, debe dar credito a quienes pueden darselos a conocer (SAN BASILIO en Catena Aurea, vol. Vl, p. 442).

 

1831 Es una nota de sabiduria contar con otras personas que puedan ayudarnos (SANTO TOMAS' Suma Teologica, 2-2, q. 129, a. 9).

 

1832 Y tengase este aviso, que si no obedeciere a lo que el confesor le dijere y se dejare guiar por el, que o es mal espiritu, o terrible melancolia. Pues aunque el confesor no atinase, ella atinara mas en no salir de lo que se le dice, aunque sea angel de Dios el que habla; porque Su Majestad le dara luz u ordenara como se cumpla; y es sin peligro hacer esto, y en hacer otra cosa puede haber muchos peligros y muchos danos (SANTA TERESA, Fundaciones, 8, 5).

 

Imprescindibles la humildad y la sinceridad

 

1833 (La actitud de quien no es sincero es como la de quienj acudiendo a la consulta del medico para ser curado perdiera el juicio y la conciencia de a que ha ido, y mostrase los miembros sanos y ocultase los enfermos [...]: Dios es quien debe vendar las heridas, no tu, porque si tu, por verguenza, quieres ocultarlas con vendajes, no te curara el medico. Has de dejar que sea el medico quien te cure y vende las heridas, porque el las cubre con medicamentos. Mientras que con el vendaje del medico las llagas se curan, con el vendaje del enfermo se ocultan. ¿Y a quien las ocultas? A quien conoce todas las cosas (SAN AGUSTIN, Coment. sobre el Salmo 31).

 

1834 La soberbia inclina a los principiantes a huir de los maestros que no aprueban su espiritu, y aun terminan por tenerles aborrecimiento (SAN JUAN DE LA CRUZ, Noche oscura, I, 2).

 

1835 En esa direccion espiritual mostraos siempre muy sinceros: no os concedais nada sin decirlo, abrid por completo vuestra alma, sin miedos ni verguenzas. Mirad que, si no, ese camino tan llano y carretero se enreda, y lo que al principio no era nada, acaba convirtiendose en un nudo que ahoga (J. ESCRIVA DE BALAGUER, Amigos de Dios, 15).

 

1836 Mas andando con humildad, procurando saber la verdad, sujetas al confesor y tratando con el con verdad y llaneza, que—como esta dicho—con lo que el demonio pensaba daros la muerte os da la vida, aunque mas cocos e ilusiones os quiera hacer (SANTA TERESA, Camino de perfeccion, 40,4).

 

1837 Rasgando el velo con que la falsa verguenza querria cubrirlos, manifestemos a nuestros mayores todos los secretos de nuestra alma, y vayamos con confianza a buscar en ellos el remedio a nuestras heridas y el ejemplo de una vida santa (CASIANO, Colaciones, 2).

 

1837 Conviene que para lo que toca al regimiento de vuestra conciencia tomeis por guia y padre alguna persona letrada y experimentada y ejercitada en las cosas de Dios [...]. No le escondais cosa buena ni mala; la buena, para que la examine y os avise, y la mala, para que la corrija. Y cosa de importancia no hayais sin su parecer, teniendo confianza en Dios, que es amigo de la obediencia, que pondra en el coraz6n y lengua de vuestro guia lo que conviene a vuestra salud. Y de esta manera huireis de dos malos extremos: urio de los que dicen: <<No he menester consejo de hombre; Dios me rige y me satisface>>. Otros estan sujetos al hombre, sin mirar otra cosa sino que es hombre, y a estos se les aplica aquella maldici6n que dice: <<Maldito el hombre que confia en el hombre>>. Sujetaos vos al hombre, y habreis escapado del primer peligro; y no confieis en saber y fuerzas de hombres, mas en Dios, que os favorecera y hablara por medio del hombre; y asi habreis evitado el segundo peligro. Y tened por cierto que, aunque mucho busqueis, no hallareis otro camino tan cierto ni tan seguro para hallar la voluntad del Senor como este de la humilde obediencia, tan aconsejado por todos los santos (SAN JUAN DE AVILA, Reglas muy provechosas [...], n. 9).

 

Cualidades

 

1838 Por eso el sacerdote debe ser exclusivamente un hombre de Dios, rechazando el pensamiento de querer brillar en campos en los que los demas cristianos no necesitan de el. El sacerdote no es un psicologo, ni un sociologo, ni un antropologo: es otro Cristo, Cristo mismo, para atender a las almas de sus hermanos (J. ESCRIVA DE BALAGUER, Es Cristo que pasa, 79).

 

1838b A medida que voy viviendo mas, veo mas claramente que la dulzura es necesaria para entrar y mantenerse en los corazones y para hacerles cumplir su deber sin tirania. Por que, en fin de cuentas, nuestras hermanas son las ovejas de Nuestro Señor; nos esta permitido, al conducirlas, tocarlas con el cayado, pero no aplastarlas (SANTA TERESA DE CHANTAL, Consejos a una Superiora, vol. 3, p. 328).

 

1839 Si deseamos llegar realmente a la perfecci6n de las virtudes, debemos escogernos maestros y guias. Pero procuremos que no sean de aquellos que no hacen mas que publicar con vana palabreria los antojos de su imaginacion; antes bien, aquellos que, amaestrados por larga experiencia, son igualmente capaces de enseñarnosla, de dirigirnos hacia ella y mostrarnos el medio seguro para obtenerla (CAISIANO, Instituciones, 12).

 

1839b La direccion que ha de darse a las almas no ha de depender b jamas de cuestiones discutidas, sino de doctrinas admitidas comunmente (TANQUEREY, Teologia asce'tica y mistica, n. 32 a.).

 

1840 Aunque para esto parece no son menester letras, mi opinion ha sido siempre, y sera, que cualquier cristiano procure tratar con quien las tenga buenas, si puede, y mientras mas, mejor; y los que van por camino de oracion tienen de esto mayor necesidad, y mientras mas espirituales, mas. [...] Asi que importa mucho ser el maestro avisado, digo de buen entendimiento, y que tenga experiencia; si con esto tiene letras, es grandisimo negocio. Mas si no se pueden hallar estas tres cosas juntas, las dos primeras importan mas; porque letrados pueden procurar para comunicarse con ellos cuando tuvieren necesidad. Digo que a los principios, si no tienen oracion, aprovechan poco las letras. No digo que no traten con letrados, porque espiritu que no vaya comenzado en verdad, yo mas le querria sin oracion, y es gran cosa letras, porque estas nos ensehan a los que poco sabemos y nos dan luz, y llegados a verdades de la Sagrada Escritura, hacemos lo que debemos. De devociones a bobas nos libre Dios (SANTA TERESA, Vida, 13).

 

1841 Mas si en el confesor se entendiera que va encaminado a alguna vanidad, todo lo tengan por sospechoso, y en ninguna manera, aunque sean buenas platicas, las tengan con el, sino con brevedad confesar y concluir. Y lo mejor seria decir a la prelada que no se halla bien su alma con el y mudarle, que esto es lo mas acertado, si se puede hacer sin tocarle en la honra (SANTA TERESA, Camino deperfeccion, 4, 13).

 

1841 Los que conducen las ovejas de Cristo como si fuesen propias y no de Cristo, demuestran que se aman a si mismos y no al Señor (SAN AGUSTiN, Trat. Evang. S. Juan, 123).

 

1842 No debemos seguir las huellas ni abrazar la doctrina y consejo de aquellos cuya unica reputacion estriba en las canas y en los anos que han vivido. Si, en cambio, debemos guiarnos por aquellos que llevaron durante su juventud una vida irreprochable y digna de elogio, y se formaron no segun sus propias luces y criterio, sino de acuerdo con las enseñanzas y doctrina de los mayores (CASIANO, Colaciones, 2).