Buscar en este sitio

Tabla de contenido

COSAS PEQUEÑAS


 

CITAS DE LA SAGRADA ESCRRITURA

 

1. Importancia de los detalles.

 

...Para que sea aceptable la victima ha de ser sin defecto [...]. No ofreceras nada defectuoso, pues no seria aceptable. Lev 12, 19-20.

 

...No hallo cabales tus obras en presencia de mi Dios. Apoc 3, 2.

 

El que violare uno de estos mandamientos, por minimos que parezcan, y enseñare a los hombres a hacer lo mismo, sera tenido por el mas pequeño en el reino de los cielos; pero el que los guardare y enseñare, ese sera tenido por grande en el reino de los cielos. Mt 5, 19.

 

2. Fidelidad en lo pequeño.

Quien es fiel en lo poco, tambien lo es en lo mucho. Lc 16, 20.

 

El que desprecia las cosas pequeñas, poco a poco vendra a caer en las grandes. Eclo 19, 1.

 

3. El premio a la fidelidad y cuidado de lo pequeño.

 

Dijole el amo: Muy bien, siervo bueno y fiel; has sido fiel en lo poco, te constituira sobre lo mucho; entra en el gozo de tu Señor. M' 25, 23.

 


SELECCION DE TEXTOS

 

El amor a Dios y lo pequeño

 

1438 Convenceos de que ordinariamente no encontrareis lugar para hazañas deslumbrantes, entre otras razones, porque no suelen presentarse. En cambio, no os faltan ocasiones de demostrar a traves de lo pequño, de lo normal, el amor que teneis a Jesucristo (J. ESCRIVA DE BALAGUER, Amigos de Dios, 8).

 

1439 Raras veces se ofrecen grandes ocasiones de servir a Dios, pero pequeñas continuamente. Pues ten entendido que el que sea fiel en lo poco sera constituido en lo mucho. Haz, pues, todas tus cosas en honor de Dios, y todas las haras bien: ora comas, ora bebas, ora duermas, ora te diviertas, ora des vuelta al asador, como sepas aprovechar estas haciendas, adelantaras mucho a los ojos de Dios haciendo todo esto, porque asi quiere Dios que lo hagas (SAN FRANCISCO DE SALES, Introd. a la vida devota, III, 34).

 

La humildad y las cosas pequeñas

 

1440 Haz todas las cosas, por pequeñas que sean, con mucha atencion y con el maximo esmero y diligencia; porque el hacer las cosas con ligereza y precipitacion es señal de presuncion; el verdadero humilde esta siempre en guardia para no fallar aun en las cosas mas insignificantes. Por la misma razon, practica siempre los ejercicios de piedad mas corrientes y huye de las cosas extraordinarias que te sugiere tu naturaleza; porque asi como el orgulloso quiere singularizarse siempre, el humilde se complace en las cosas corrientes y ordinarias (J. PECCI}—Leon XIII—, Practica de la humildad, 27).

 

1441 Tambien en lo pequeño se muestra la grandeza del alma [...]. Por eso el alma que se entrega a Dios pone en las cosas pequeñas el mismo fervor que en las cosas grandes (SAN JERONIMO, Epistola 60).

 

Los detalles pequeños en la Liturgia

 

1442 Os podrá parecer quiza que la Liturgia esta hecha de cosas pequeñas: actitud del cuerpo, genuflexiones, inclinaciones de cabeza, movimiento del incensario, del misal, de las vinajeras. Es entonces cuando hay que recordar las palabras de Cristo en el Evangelio: El que es fiel en lo poco, lo sera en lo mucho (Lc 16, 16). Por otra parte, nada es pequeño en la Santa Liturgia, cuando se piensa en la grandeza de Aquel a quien se dirige (PABLO VI, Aloc. 30-V-1967).

 

Muchas cosas grandes se prometen a quien es fiel en lo pequeño

 

1443 Porque fuiste <<in pauca fidelis>>—fiel en lo poco—, entra en el gozo de tu Señor.—Son palabras de Cristo.—<<¡in pauca fidelis!...>>—¿Desecharás ahora las cosas pequeñas si se promete la gloria a quienes las guardan? (J. ESCRIVA DE BALAGUER, Camino, n. 819).

 

1444 Sea por todo alabado y bendito, que asi paga con eterna vida y gloria la bajeza de nuestras obras, y las hace grandes siendo de pequeño valor (SANTA TERESA, Fundaciones, 10, 5).

 

1445 Fuiste fiel en lo poco, porque todo lo que ahora tenemos, aunque parezca grande, es poca cosa en comparacion de los bienes futuros (SAN JERONIMO, en Catena Aurea, vol. 111, p. 230).

 

1446 Ea, siervo bueno y fiel, puesto que fuiste fiel en lo poco, te constituira sobre lo mucho: entra en el gozo de tu Señor. Todas las cosas de este mundo, por grandes que parezcan, son pequeñas en comparacion de la retribucion eterna (SAN GREGORIO MAGNO, Hom. 9 sobre los Evang.).

 

1447 El pide cosas insignificantes; promete en cambio, a quienes le aman sinceramente, grandes dones, tanto en este mundo como en el futuro (SAN GREGORIO NACIANCENO, Disertacion 7).

 

La raiz del descamino tambien se encuentra en el descuido de lo poqueño

 

1448 Cuando alguien sucumbe en su vida espiritual y mide el suelo en su caida, no hay que creer que ello obedezca a una causa repentina. Porque, una de dos: o la formacion defectuosa recibida en el principio de su carrera le ha conducido por una falsa senda, o bien una negligencia persistente ha minado poco a poco su virtud y, dejando crecer los vicios, le ha precipitado en una lamentable ruina [...]. Una casa no se hunde por un impulso momentaneo. Las mas de las veces es a causa de un viejo defecto de construccion. En ocasiones es la prolongada desidia de los moradores lo que motiva la penetracion del agua. Al principio se infiltra gota a gota y va insensiblemente carcomiendo el maderaje y pudriendo el armazon. Con el tiempo el pequeño orificio va tomando mayores proporciones, originandose hendiduras y desplomes considerables. Al cabo, la lluvia penetra a torrentes (CASIANO, Colaciones, 6).

 

Lo <<grande>> suele comenzar por lo <<pequeño>>

 

1449 Siempre suele suceder que las cosas que han de llegar a mucho empiezan por poco (SAN JERONIMO, en Catena Aurea, vol. III, p. 13).

 

1450 Pongamos ante los ojos de nuestro entendimiento las cosas pequeñas, para que podamos pensar dignamente en las mayores (SAN GREGORIO MAGNO, Hom. 36 sobre los Evang.).

 

1451 ¿Has visto como levantaron aquel edificio de grandeza imponente?—Un ladrillo, y otro. Miles. Pero, uno a uno. —Y sacos de cemento, uno a uno. Y sillares, que suponen poco, ante la mole del conjunto.—Y trozos de hierro.—Y obreros que trabajan, dia a dia, las mismas horas..¿.Viste como alzaron aquel edificio de grandeza imponente?... —¡A fuerza de cosas pequehas! (J. ESCRIVA DE BALAGUER, Camino, n. 823).

 


 



Administrador y webmaster:
 Arturo Martínez
info@serviciocatolico.com

Última modificación: 05 de julio de 2007.